Mentirosos: 3 Duras verdades sobre una relación con un mentiroso

Mentirosos: 3 Duras verdades sobre una relación con un mentiroso

Mentirosos: introducción

¿Alguna vez has tenido una relación con un mentiroso? Puede ser falsa, dolorosa y muy confusa. Pierdes el rumbo. Puedes sentir que tu relación es un barco sin ancla, sin raíces en nada, en ninguna parte.




La verdad es una fuerza estabilizadora. Es pesada. Nos ancla a la tierra, a la realidad, y nos une con los demás de una manera que es insustituible.

Ahora, permítanme hacer la distinción: hay gente que miente y luego están los mentirosos. Todas las personas, en algún momento u otro, mienten. Las mentiras blancas (o piadosas) abundan en nuestra cultura. A veces ni siquiera nos damos cuenta de que estamos mintiendo hasta que alguien nos lo indica. A menudo sustituimos la palabra «excusas» por «mentiras blancas». Pero básicamente es lo mismo. Medias verdades. Exageraciones. Entiendes la diferencia. Esta es una parte fea de la vida.

Mentirosos: 3 Duras verdades sobre una relación con un mentiroso

Sin embargo, una persona que se esfuerza por la honestidad y la integridad siempre saca la verdad a la luz. Eligen admitir que estaban equivocados y disculparse por cualquier daño que hayan causado. La verdad es dura. Es humillante y a menudo es vergonzosa.

En el lado opuesto, están los mentirosos habituales. Esta gente ha hecho un hábito de mentir. Tienen un estilo de vida basado en el engaño. Estas personas casi viven en una falsa realidad que incluso han llegado a creer. Los médicos los llaman personas «delirantes«. Tristemente, puedo hablar por experiencia, y es que ser un mentiroso puede arruinar tu vida y las vidas de los que le rodean. Así que aquí tienes…




3 duras verdades sobre los mentirosos

1. Los mentirosos están enamorados de sí mismos:

Piénsalo, ¿por qué miente la gente? ¿Cuáles son algunos de sus motivos? No quieren parecer estúpidos, no quieren estar equivocados, no quieren defraudar a la gente, quieren mantener a todos contentos, quieren conseguir lo que quieren. Todos estos motivos tienen al «yo» en el centro. Los mentirosos hacen que todas las situaciones sean sobre ellos. No están pensando en las preguntas: ¿Cómo afectará esto a la gente que me importa? ¿Cuáles serán las consecuencias de mis mentiras? No, los mentirosos no ven más allá, y sólo se enfocan en la salida inmediata y fácil de una situación. A largo plazo, es imposible tener una relación sana y duradera basada en la confianza mutua y la honestidad porque los mentirosos son narcisistas.

Esencialmente, sólo tienen una relación consigo mismos.

2. Los mentirosos son cobardes:

Cualquiera que no tenga el valor de decir y actuar con la verdad es un cobarde. Los cobardes son muy difíciles de querer. Te frustrarán perpetuamente. En lugar de admitir sus defectos, sus fracasos -su humanidad básica- mentirán para encubrirlos. Están tan ocupados manteniendo el ritmo de «sus mentiras» que destruyen sus relaciones más cercanas en el proceso. Los mentirosos necesitan valor para superar su estilo de vida de engaño.

3. Los mentirosos no tienen piernas sobre las que apoyarse:

Al final del día, al final de la vida, ¿qué tienes además de tu buen nombre o tu reputación? Esencialmente, los mentirosos se han cortado sus propias piernas a través de la negación continua y la mentira. Han destruido su propia reputación y, al hacerlo, su nombre en la comunidad. Como no tienen piernas, no pueden tomar una posición sobre nada que importe. Sus vidas se han convertido en terrenos baldíos sin sentido, fácilmente olvidados. Nadie con discernimiento confía en ellos y terminan aislados en su estilo de vida de mentiras.

¿Cuándo te has encontrado con un mentiroso habitual y cómo fue de destructivo para tu relación?




¿Te ha gustado el artículo sobre los mentirosos? ¡Por favor, compártelo con tus amigos!

Fotografía: Sonny Ravesteijn

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!